Ciudad

Una ciudad para disfrutar

oviedo

Oviedo es una ciudad a escala humana, donde es posible encontrar rincones que rebosan historia y disfrutar con un simple paseo por sus calles peatonales, que ya son una referencia de ámbito nacional e internacional.

La ciudad ha ganado espacio a los automóviles para disfrute de las personas. Así, por ejemplo, el entorno de la Catedral de San Salvador, en pleno centro de la ciudad, puede ser contemplado y disfrutado sin el ruido y los humos de los automóviles. No es el único espacio peatonalizado de la ciudad. Todo el casco antiguo está libre de la omnipresencia de los automóviles. La calle de Santa Ana y Mon, el Tránsito de Santa Bárbara, las plazas de Trascorrales, del Ayuntamiento, del Sol y de Porlier, donde se ubica la escultura que el artista Úrculo dedicó al viajero, son algunos de los lugares obligados de visita, que no conviene perderse cuando se visita Oviedo.

Otra de las ventajas que ofrece la ciudad, capital administrativa de Asturias, es su ubicación estratégica en el centro de la región. Desde Oviedo se puede acceder en cuestión de minutos a escenarios naturales tan diversos como las playas bañadas por el Mar Cantábrico, con sus villas marineras y acantilados, los Picos de Europa o los bosques que pueblan las estribaciones de la cordillera cantábrica con espacios tan reconocidos como los parques de Somiedo, Muniellos o Redes.